ellos me siguen y tu que esperas para quedarte conmigo jaa

29 de mayo de 2010

Despedida


Llego el siguiente día, y él paso por mi,  fuimos  a su casa a recoger algo, le pregunte por su padres me dijo que no estaban,  me dijo que salio muy aprisa por mi que no le dio tiempo de bañarse, esperame en mi recámara no tardo y se fue, observe su cuarto detenidamente pude ver mi teléfono escrito en un post, pegado junto a su pc, eso me dio alegría, vi algunas fotos de él cuando era pequeño, colgadas en la pared, tardó varios minutos cuando al fin salio, solo estaba envuelto en una toalla, pude ver su torso se veía perfecto, se acerco, se sentó a mi lado y me beso, pensé que lindo beso, pero vistete ya le dije, no me contesto y continuo besandome, me abrazo con fuerza y me tendió sobre la cama, en ese instante hice el intento por retirarme, pero no me soltó, en el fondo no deseaba retirarme, pero sabía que tenia que hacerlo, así  que nuevamente intente safarme, pero me sujetaba con fuerza, esto me empezaba a disgustar y comencé a sentir algo de temor, cuando se percato de esto, me soltó y me pidió disculpas, pregunto ¿eres virgen? le dije que si, se  sintió apenado nuevamente me pidió perdón, dijo que nunca había salido con una chica que fuera virgen, de inmediato se retiro a ponerse algo de ropa, y prometió que no volvería a pasar, bueno claro lo perdone, como no perdonarlo, si me gusta demasiado, así que salimos a comer, a un bar, o cantina como les llama él, tomamos algunas cervezas y me dijo que nunca había conocido a alguien como yo, las chicas que él conoce, suelen acostarse con mucha facilidad con los chicos,  conversamos de mil cosas que la verdad ya no recuerdo, solo recuerdo que en ningún momento dejo de acariciar mi rostro, pasamos varias horas en ese lugar, me dijo que le gustaría que fuera su novia, a mi también me gustaría le conteste, ésa era  mi última noche en  México, prometimos escribirnos, y hablarnos por tel y me pidió que volviera pronto a México, en ese momento no sabía si volvería a verlo o no, de regreso al hotel, dijo que me esperaría, esa noche nos despedimos, nuestro autobús saldría temprano, me dio un beso hermoso, y nos dijimos hasta pronto, y así fue, un año después, encontré un buen pretexto para volver y ésta vez lo hice sola, pero esa parte quizá la cuente en otro momento, este fue el fin de las aventuras mas linda que he vivido.