ellos me siguen y tu que esperas para quedarte conmigo jaa

2 de marzo de 2011

Lo que sigue del beso

Todo fue color de rosa después de ese beso,  esa noche suspire de amor,  pero no paso por  mi mente en ese momento lo que sigue después del beso, al día siguiente paso por mi, llevaba unas jeans de mezclilla, camisa azul marino, pude haberme derretido en ese momento  en sus  brazos pero me contuve un poco, porque.. si, mi madre estaba ahí, como un gendarme cuidando hasta el mas mínimo de mis movimientos, él muy educadamente  le pidió permiso para salir conmigo, después de una larga cartilla de recomendaciones (advertencias) para él, mi madre dijo sí. 
*Creo que olvide  decir que en esta ocasión me encontraba en  la Cd. de México, mi madre a pesar que me cuidaba exageradamente me llevo a verlo, después de que me encontraba  muy triste porque un mal hombre me hizo sufrir*  =)  bueno ni tan malo, ese hombre hoy es mi esposo, pero esa es otra historia*

Después de ese sí, de mi mamá, salimos del hotel donde me hospedaba, él me dijo que venia del trabajo y no había podido bañarse, y quería ir a cambiarse a su casa para poder salir a cenar, tiempo después comprendi que todo estaba previamente planeado y que la cena  para él sería yo!!. Llegamos a su casa entro a bañarse y me pidió que lo esperara en su cuarto mmm, mal asunto, en la casa no había nadie, lo espere, aún sin imaginar sus planes, termino su baño y salio solo envuelto en una toalla! dios! ¿estaba desnudo acaso? muy tierno se acerco y me beso, ayy que delicia de beso fue ese,  segundos después se recarga sobre mi y me recuesta en la cama ¿?  algo comenzaba a no gustarme, acto seguido continua besandome, me sujeta con mas fuerza y.... nooo, intento soltarme, pero no me suelta! hasta que por fin comprendio o mejor dicho se dio cuenta del pánico que reflejaba mi rostro, y se retiro de inmediato, su cara enrojeció al instante pidiendome disculpas, realmente se veía apenado, toda la noche no paro de disculparse, prometió no volverlo a intentar si yo no quería, obviamente lo disculpe, me gustaba demasiado para no disculparlo, mi viaje de cumpelaños termino y regresamos a Monterrey, a pesar de todo fue una linda experiencia, nuestra amistad continuo por teléfono, ahora solo pensaba en que él no lo intentaría si yo no quería, el problema es que... como que comenzaba a querer, pensé, ya me las ingeniare para volver.

Tiempo después aparecen anuncios de semana santa 199 misioneros al encuentro de Dios, asiste un fin de semana a la Plaza de toros en la Cd. México ¡México! ( ahí si me dejaran ir sola) pensé, mmmm nadie podría imaginarse si realmente entro a esa plaza o no, ...... marque su número,
Paco ¿adivina que ? .. = )