ellos me siguen y tu que esperas para quedarte conmigo jaa

30 de noviembre de 2014

donde estas

me siento caer, mis pies se tambalean, mi corazón grita desesperado buscándote, y parece que no te veo, quiero saber ¡donde estas!, creo que te escondiste a mis ojos, ¡quiero verte!  ¡no entiendo que pasa!, pero tu si lo sabes, entonces me haces reaccionar y puedo descubrir tu plan o al menos me das una pista, y es cuando entiendo que todos es mentira, algo quiere engañarme, tu estas aquí observandome, listo para tomarme en tus brazos y sostenerme, examinando cada uno de mis pensamientos, cada palabra que digo, cada uno de mis sentimientos, es entonces cuando abro mis ojos, y comprendo que nada me hará caer es solo una prueba mas que debo resistir, y con tu mano levantandome a nada le temo, mi alma clama por ti.

4 comentarios:

Gladys dijo...

aveces las personas sienten mucha inseguridad, y piensan que no tienen el apoyo suficiente de la persona que tienen al lado necesitan que les demuestren que están ahí y no la dejaran caer.

Un gran abrazo amiga que tengas una hermosa semana.

DEMOFILA dijo...

Si no lo ves es porque no está, tu alma no debe clamar por alguién que no te ayuda a levantarte ni está a tu lado para abrazarte, el amor es para estar unidos y abrir los ojos y tenerlo a tu lado.
Gracias por tu visita y tu comentario, veo que has leído mi entrada con detenimiento y has entrado en el fondo de la misma, efectivamene tiene que ser difícil escribir una carta así a una persona por la que alguna vez se ha sentido algo, pero cuando llega el maltraro el final debe ser el de la carta.
Besos, te deseo una feliz semana.

Ilesin dijo...

Hay instantes que nos da la sensacion que sin una mano que nos sujete y nos proteja vamos a caer en un profundo abismo, pero no es real es solo una jugada mas del destino para que veamos que somos mas fuertes de lo que creemos.
Besos.

DEMOFILA dijo...

Te deseo toda clase de felicidad y paz en estas Fiestas de Navidad, que las vivas con alegría y las comparta con tus seres queridos y, así, todos unidos, lo celebréis con alegría y alborozo y vuestro corazón lleno de gozo. Con todo mi cariño, Demófila.